COMO PUEDES ALIMENTAR TU SISTEMA INMUNITARIO

images[7].jpg

El sistema inmunitario protege al organismo de agentes infecciosos que nos pueden enfermar (bacterias, virus, hongos y parásitos). Es nuestro sistema defensivo capaz de crear anticuerpos para protegernos.

Estrés, miedo, ansiedad, sedentarismo, tabaquismo, falta de sueño, cambios de horarios, mala alimentación...pueden ocasionar que nuestro organismo se debilite y sea menos capaz de combatir una infección. Por ello debemos reforzar nuestro sistema inmunologico. 

Sabemos que para mantener una buena salud es esencial el buen funcionamiento del aparato digestivo, para que todos los nutrientes procedentes de los alimentos se absorban correctamente.

-El aparato digestivo y sobre todo el intestino delgado es una barrera de protección frente a patógenos.

-La flora intestinal o microbiota es otro mecanismo que nos defiende contra la invasión de microorganismos patógenos. Pero también se encarga de la síntesis y producción de vitaminas y aminoácidos esenciales. Cuando por diversas causas (estrés, dieta incorrecta, toma de antibióticos) disminuye la flora intestinal los nutrientes no se asimilan adecuadamente, nuestro sistema inmunológico se debilita y el organismo queda expuesto a diversas patalogias.

Que podemos hacer:

La dieta es uno de los principales factores que puede afectar a nuestras defensas. Pero no hay que olvidar que el ejercicio, el descanso y el control del estrés también son clave para mantener sano nuestro sistema inmunitario.

  • Incorporar a nuestra dieta alimentos con prebióticos porque favorecen el crecimiento y la actividad de las bacterias del colon. Los encontramos en: frutas, verduras y hortalizas, también en legumbres, patatas, boniatos, trigo, avena y cebada.

  • Incorporarar a nuestra dieta más probióticos. Los probióticos, son microorganismos vivos que favorecen la flora intestinal, contribuyen en la asimilación y digestión de los alimentos. Los encontramos en *alimentos fermentados que han pasado por un proceso que ha generado el crecimiento de microorganismos y bacterias favorables para nuestro organismo. En este proceso aumentan considerablemente los nutrientes de los alimentos: enzimas, vitaminas... 

  • Alimentos que van a favorecer al sistema inmunitario:

      -Frutas: frutos rojos (arándanos, grosellas...) naranjas, kiwi, uvas negras.

      -Verduras: Brócoli, cebolla, col, tomate, setas shitake.

      -Semillas oleaginosas: avellanas, nueces, anacardos, almendras...

      -*Alimentos fermentados:  chukrut, picles, umeboshi, amasake, miso, tamari, yogur, kefir, agua enzimática (rejuvelac).

      -Plantas medicinales: aloe vera, equinacea, eleuterococo, uña de gato, genciana, saúco, astrágalo, escaramujo.

      -Minerales: zinc y selenio.

      -Vitamina C: Moras, frambuesas, grosellas, arándanos, fresas, limones, naranjas, kiwi, tomate, espinacas, pimientos, 

       brecol, cereales germinados.   

      -Vitamina D: Lo obtenemos a traves del sol y en algunos alimentos: lácteos, yema del huevo, hígado de pescado.

      -Vitamina E: Aceite de germen de trigo, frutas y semillas oleaginosas, legumbres, algas, yema de huevo.

      -Vitamina B6: Cereales integrales, germen se trigo, legumbres, levaduras, patatas, verduras y hortalizas, plátanos,            semillas  oleaginosas (avellanas, nueces, almendras), carne, pescado, lácteos.

      -Betacarotenos: zanahoria, remolacha.

  • Evitar el consumo de alimentos procesados, azúcar, grasas saturadas, alcohol.                                                                                                                                                                                                            Ademas podemos ayudar con:

  • Cuidando nuestra glándula timo. La glándula timo forma parte de nuestro sistema inmunitario. Se sabe que  también tiene una función emocional, está conectada a los sentidos, la conciencia y el lenguaje. Esta zona guarda emociones no expresadas, crece cuando estamos felices y decrece cuando estamos tristes, enfadados o enfermos. *Podemos activar la glandula timo con el ejercico que detallo al final de la página.

  • *Siendo conscientes de nuestra respiración: La respiración lenta y profunda favorece el aumento de oxígeno y la eliminación de tóxicos en el organismo. Reduce la carga de trabajo del corazón y nos ayuda a bajar la frecuencia de nuestras ondas cerebrales. Esto favorece la relajación y nos equilibra fisiológica y emocionalmente.

  • *Con la meditación: La meditación favorece el estado de equilibrio emocional. Favorece al hipotálamo (glándula pineal) que regula el sistema inmunologico,  ayuda a reducir la frecuencia cardiaca, respiratoria y arterial. Aumenta la producción de serotonina, mejorando el estado de animo.

  • Practicando yoga: Existen infinidad de posturas en la práctica del yoga como la postura de la cobra o la vela que  favorecen la apertura de la región pectoral, donde se localiza la glándula timo. Numerosos estudios avalan la efectividad del yoga para fortalecer el sistema inmunitario.

  • Haciendo ejercicio físico: El ejercicio regular  favorece el aumento de flujo de oxígeno, la circulacion de la sangre y mejora la función de las células inmunitarias.

  • Tomando conciencia de nuestras emociones: la tristeza y el miedo son emociones que debilitan nuestro sistema inmunitario.

 

 

*Activación de la glándula timo: Con una de tus manos cerradas comienza a dar golpecitos suaves con los nudillos en el centro del pecho (donde está tu glándula timo) de 1 a 3 minutos. Estos golpecitos deben tener un ritmo: uno fuerte y dos debiles. El beneficio esta en la resonancia que se produce sobre la glándula.

*Ejercicio de respiración: 3-5-9: En posición sentada o estirada, inspira llevando el aire al abdomen y cuenta hasta 3, retén el aire contando hasta 5 y exhala contando hasta 9. Puedes utilizar otros tiempos pero asegurate que la exhalación siempre es el triple de la inhalación.

*Información sobre meditación en cursos y talleres: Mindfulness