El cuidado del cabello según el Ayurveda

Para tener un cabello fuerte y abundante, las raíces y el cuero cabelludo deben estar sanas y bien nutridas.

En esta época del año en la que estamos más tiempo expuestos al sol debemos tener especial cuidado. El calor es perjdicial para el cabello, el exceso de sol lo reseca, calienta la cabeza y debilita el cuero cabelludo y las raíces.

A continuación te describo unos consejos para mantener la salud y la belleza de tu cabello.

1. Cuando te laves la cabeza, enjuaga con agua fría. El agua fría ayuda a eliminar el jabón mejor que la caliente, tonifica el cuero cabelludo y equilibra el sistema nervioso.

2. Protege tu cabello con un sombrero, gorra o pañuelo cuando estés expuesto al sol durante largo tiempo.

3. Sigue una dieta equilibrada, rica en viaminas, minerales, proteínas, hierro, zinc, vitaminas del grupo B, C y ácidos grasos esenciales (omega 3 y omega 6).

La salud y la belleza del cabello también vienen del interior, al igual que ocurre con la piel.

4. Masajea tu cuero cabelludo a menudo. La tensión en el cuero cabelludo o la grasa bloquean la circulación sanguínea privando de nutrición a las raíces del cabello. Un buen masaje mejorará la circulación y permitirá una buena nutrición y fortalecimiento de las raíces y la piel del cuero cabelludo. El exceso de actividad mental también eleva la temperatura de la cabeza. El masaje capilar relaja las fibras musculares y nerviosas, alivia la tensión corporal y la fatiga y eso se refleja en la belleza del rostro. Esto es así porque el masaje favorece el suministro de oxígeno y de glucosa en el cerebro, favorece la liberación de hormonas y  enzimas que se necesitan para el desarrollo cerebral y la relajación corporal.

- Masajea tu cabeza durante unos minutos en cada lavado.

- Un masaje con aceite de sésamo o de coco potenciandolo con unas gotas de aceite esencial de lavanda o romero por lo menos una vez por semana. Una vez hecho el masaje cepilla el cabello con un cepillo de cerda natural y envuelve la cabeza con una toalla caliente déjala como mínimo durante 20 minutos. Este tratamiento alimenta en profundidad el cuero cabelludo, las raíces y el cabello.

5. Es muy importante el tipo de champú que utilizas. Evita los champús y acondicionadores que contengan sulfatos y siliconas ya que eliminan la capa externa de proteínas del cabello, lo resecan secan y debilitan el cuero cabelludo haciendo necesario un acondicionador que proporciona una película grasa, atrapa la suciedad y tienes que lavarlo con más frecuencia.

Te propongo que pruebes nuestro champú 100% natural, sin sulfatos ni siliconas que limpia en profundidad de forma suave respetando la barrera dérmica. Es una fórmula creada para nutrir el cabello con aceites vegetales de argán y almendra dulce, potenciado con aceites esenciales de romero y limón. Estimula las raíces, regula la grasa y aporta brillo y vitalidad al cabello, notarás  en poco tiempo que no necesitarás lavarlo tan a menudo y tampoco necesitarás utilizar acondicionador.

www.karucosmetics.com

6. Para después del lavado te propongo dos opciones para acondicionar y darle brillo al cabello que puedes hacer tu misma:

-Enjuaga el cabello después del lavado con limón o vinagre y aclara con agua fría.

-Puedes añadir una yema de huevo y/o unas cucharadas de yogur y dejarlo unos minutos a modo de mascarilla. Después aclara con agua fría. (si le pones huevo utiliza despues algun aceite esencial en el enjuague para eliminar el olor que deja el huevo).

DSC_0575_edited.jpg
Karü Champú (1).jpg